viernes, 6 de julio de 2007

El arte de la calle


Para muchos la palabra arte ocupa una muy mínima importancia.
Pero se puede encontrar en muchas partes.
Incluso hay gente que le importa un re carajo el arte, especialmente el callejero.
Adoro los fantasmitas celestes...
Si trato de hacer uno seguramente me saldría algo diferente... es la mano del artista que hace que las expresiónes me lleguen y sean lo que sean para mí. Alegran. Son buenos fantasmas, cuasi infantiles. Siento que creen en el bien por sobre todas las cosas y que así en el piso se encuentran atrapados y mueren de felicidad cuando alguno alcanzó la libertad.

No puedo demostrar lo último porque un reverendo hijo de remil puta lo tapó con afiches. No digo la dirección o el barrio por temor a que me lo tapen a propósito... pero lo único que voy a decir es que se muera lenta y dolorosamente Torry y sus ayudantes aficheros engrudistas que me taparon el dibujo más sublime de los fantasmitas, cuando uno alcanzaba la felicidad escapándose del celeste y convirtiéndose en blanco. Le saqué igualmente una foto como comprobación de mi eterna indignación.
Espero que pasen prontamente los chicos del gobierno de la ciudad para limpiar esos mugrosos afiches con agua a presión como los he visto algunas veces a la mañana sobre el bondi yendo a laburar.. cuando eso suceda en mi tiempo de almuerzo en el laburo corro a cazar esos fantasmas en una foto que apreciaré muchísimo.
Encontré otra de los fantasmitas pero sin color.
Después están aquellos dibujos que creo hacen diseñadores gráficos. Éstos van impresos sobre papel y los pega (sin el pastoso y embarroso engrudo) sobre las paredes.

















































































2 comentarios:

Luciana Ferrero dijo...

Lindos diseños para aplicarlos a nuestro proyecto "Tounoseque" (se pronuncia "tuyurs")
En fin pequeña... pasé por aquí y me dio pena que tengas "cero comentarios" decile a juancho que se ponga media pila jeje (con vos de "estoncita remilgona")
En fin... adío!!!

Capitán Fastidio dijo...

A pedido del publico me pongo media pila y comento:

Me gusta que esté tomando forma, y los grafitos están mas que bien! Pero el pobre Torry no es culpable de nada.
Su patetismo y falta de gracia me inspiran la más profunda simpatía.

Después cuando me ponga la otra media pila que falta comento algo más...
Adiós!